Cómo una fotografía logra capturar la belleza de lo que no vemos ante una primera mirada

Hace poco vi en un banco de imágenes la fotografía de una planta que tengo en mi jardín. Si bien identifiqué de que se trataba de la misma planta noté que la veía diferente.

Revisando la imagen pude notar colores maravillosos que poseían las hojas y apreciar los detalles del tallo y sus pétalos.

Mi primera idea se la llevó la impresión, es decir, que la imagen se encontraba impresa en un papel de buena calidad con una buena resolución pero me dije… bueno, eso puede ser pero, yo tengo la planta real y viva en mi jardín ¿qué más natural y real puede ser que mi planta viva?

Marcos Alberca YouTube

A menos que le hayan pasado colores por encima a esa fotografía… mi planta debería ser más fiel que una impresión ¿cierto?

Y así era… me acerqué y observe con atención sus detalles y fue maravilloso descubrirlos. Creo que en el fondo, esa fue la intención del fotógrafo, resaltar esos detalles que nosotros los “mortales” dejamos de observar.

Gracias a National Geographic por su aportación.

Puedo ahora confesar que una bella planta decorativa bien percibida es mucho más visualmente interesante que la colocación cosmética que le puedas das, por ejemplo a la planta por un lado… y a la fotografía por el otro.

Ahora entiendo que un fotógrafo, puede resaltar una planta en toda su belleza, puede ocultar sus manchas feas, ahogar el fondo y enfocarse en colores raros.

Puede exagerar el brillo del color y mostrar la singularidad de las líneas de las plantas. Prácticamente todas estas cosas se pierden cuando todo lo que el observador usa es un vistazo rápido para notar la planta.

Carlos Lang

Otra cosa que me dejó esta sencilla observación es que es posible de encontrar belleza incluso en las cosas más mundanas y sin interés a que podamos tener a nuestro alrededor.

Y es aquí donde veo que la mente y la percepción de un buen fotógrafo es diferente, si es que quiere dedicarse a este bello arte de captar un momento del tiempo y de la historia en una imagen.

Así que si tu idea es descubrir el mundo, puedes comenzar con lo que te rodea. Tienes innumerables accesorios y posibilidades dentro de las 4 paredes de tu hogar.

Joan Slye YouTube

Solo necesitas aprender a pensar como un fotógrafo.

De hecho realiza un análisis sencillo… ¿qué pasaría si se te diera una imagen que de primera vista se vea “fea”? ¿qué harías para que ese objeto deslucido o ese entorno o persona poco agraciada se convierta en una hermosa fotografía?

De hecho digamos que no hay fotos feas, solo hay fotos que fácilmente se olvidan.

Al ver una foto así donde no hay nada de interés, podemos descartarla fácilmente al ser una foto tan poco interesante y poco profesional.

Sin embargo, como fotógrafo, puedes darle vida a esa fotografía exagerando ideas y conceptos, cambiando su perspectiva, alterando digitalmente el fondo o simplemente acercándote.

Información recopilada de Capptu

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *