Los niños frente a la toma de pruebas clínicas ¿qué hacer?

Como padres solemos hacer diversas cosas para que nuestros pequeños se encuentre bien en todos los sentidos.

Recuerdo cuando me encontraba esperando a mi primer bebé y fui a los laboratorios médicos para realizarme mis estudios de rutina donde en ocasiones te suelen tomar muestras de sangre para valorar la evolución del embarazo con laboratorios médicos.

Platicando con el laboratorista, salió el tema de cómo platicar con un niño cuando por cuestiones de salud deba asistir a los laboratorios para tomarle sus muestras.

Algo que nos recomendó el técnico es dirigirnos a los pequeños con honestidad.

FUENTES: Olab || YouTube || Wikipedia

Para cuando se presenta la necesidad de ir a que les tomen muestras a los pequeños, los padres o cuidadores pueden ayudar a tranquilizar y preparar a los niños brindándoles información breve pero precisa sobre lo que sucederá, como por ejemplo:

  • Una gran banda de goma que se siente como un globo se colocará alrededor de su brazo. Esto se sentirá apretado, como si alguien te estuviera apretando el brazo.
  • Cuando tu piel esté limpia se sentirá fría.
  • Cuando coloquen la aguja en tu brazo, sentirás un pinchazo o pellizco. Puede picar o doler un poco o puede no doler en absoluto.
  • Una vez que la aguja esté en tu brazo, verás que la sangre sale por un tubo. Puedes mirar hacia otro lado si no quieres ver esto.
  • Resultado de imagen para kids at the doctor

Es posible que los niños se preocupen por no tener suficiente sangre después de que se les hayan quitado algo del brazo.

Platica con ellos sobre la maravilla de su cuerpo y como poco a poco produce sangre nueva todo el tiempo y que su cuerpo no se quedará sin sangre como en Olab.

Ideas para ayudar a los niños durante los análisis de sangre

Adicional a lo anterior te puedes apoyar de otros recursos dependiendo de su edad:

  1. a) Niños pequeños (de 1 a 2 años)

A este grupo de pequeños les gustaría ver burbujas o juguetes que se mueven o hacen sonidos, como varitas mágicas, juguetes iluminados o molinillos. Es posible que quieran sostener su juguete favorito.

  1. b) Niños en edad preescolar (de 3 a 5 años)

Por su parte a los niños de preescolar pueden querer sostener un juguete favorito o mirar juguetes que se iluminen y emitan sonidos.

  1. c) Niños en edad escolar (6 a 12 años)

En este pueden este grupo de niños pueden querer:

  • Mirar artículos, como varitas mágicas, juguetes iluminados, videojuegos y libros de fotos o “buscar y encontrar”
  • Traer su peluche o juguete favorito para sostener
  • Soplar burbujas o practica la respiración profunda mientras haces burbujas
  • Imaginar su lugar favorito
  • Escuchar una broma o historia o contarte una broma o historia
  1. d) Los adolescentes (de 13 a 18 años)

Los adolescentes pueden intentar respirar profundamente o imaginar su lugar favorito. También pueden querer escuchar una broma o una historia.

En general, la preparación de un niño para un análisis de sangre depende de la edad y la experiencia del niño.

Y lo más importante, mantente a su lado y trátalo con amor.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *